Entradas

Economía y Libertad - In Memoriam de Fernando Salas

Imagen
  Economía y Libertad Por: Víctor Maldonado C. e-mail: victormaldonadoc@gmail.com 15/07/2016   Fernando Salas Falcón es un intelectual venezolano insustituible. Ayn Rand diría de él que es uno de “esos que reconocen la situación, revisan sus premisas, descubren sus activos ocultos y comienzan a reedificar”. De eso se trata la actividad intelectual, de no dejarse llevar, de ir contra la corriente si es necesario, y de legar a los demás, a los que vienen después, el esfuerzo consistente de aclarar, de disipar la niebla, de prefigurar lo que a veces no se puede apreciar apropiadamente, y de regalarnos una visión del mundo más útil, realista y constructiva. Es un pensador liberal venezolano. Y lo ha sido a pesar de las modas, las persecuciones ideológicas y la contaminación marxista que ha asolado universidades y otros centros de pensamiento. Le pedimos que nos regalara un decálogo de afirmaciones importantes, tal vez porque ahora como nunca antes, necesitamos claridad y consistencia.   1.

¿Tierra de hombres libres?

Imagen
  ¿Tierra de hombres libres? Por: Víctor Maldonado C. e-mail:victormaldonadoc@gmail.com 01-09-2010 A la entereza de Franklin Brito…   Tenía razón Ayn Rand cuando insistía con su tradicional efusividad que era imposible que una sociedad hiciera gala de la libertad si cualquiera de sus ciudadanos sentía que se le negaba la posibilidad de emprender el difícil viaje por los recovecos de su destino con un control absoluto de sus opciones. Pero por algunas razones que no vale la pena enumerar aquí, nosotros por mucho tiempo hemos creído todo lo contrario. Hemos apostado a la preeminencia de un régimen por encima de las personas y hemos gritado patria muchas veces para pisotear cualquier iniciativa de emprendimiento ajeno, tal vez porque en nuestro inconsciente colectivo la palabra éxito es un revulsivo insoportable cuando se trata de los otros,   o porque desde siempre confundimos la gesta libertadora con la posibilidad de sentirnos y hacernos libres los hombres y no los gobierno

Levántate, no temas

Imagen
Levántate, no temas. por: Víctor Maldonado C. E-mail: victormaldonadoc@gmail.com Twitter: @vjmc 20 de agosto de 2021   A mi amigo Mingo.   Al final nos corresponde “agarrar el toro por los cachos” y enfrentar con toda la serenidad que nos sea posible el balance de nuestras vidas. Nos hemos equivocado muchas veces. Hemos perdido tres décadas de lo mejor de nuestras vidas en el intento de corregir un error de aproximación a la política, somos el país latinoamericano con la migración forzada de consecuencias más atroces en lo que va de siglo, y hemos visto deshacerse una tras otra todas y cada una de nuestras ilusiones. Los venezolanos somos un país de tristezas, aunque sonriamos. El peso es terrible. Hemos experimentado la despedida, la soledad, el abandono, la enfermedad, la muerte y la traición. Tragamos grueso, pero hemos comido basura. Y para colmo, en medio de esta pandemia, ni siquiera nos hemos podido despedir de nuestros seres queridos, que son despachados como si

El silencio de Dios

Imagen
  El silencio de Dios por: Víctor Maldonado C. E-mail: victormaldonadoc@gmail.com Twitter: @vjmc 28/03/2021   ¿En serio te has ido?   Lo tiempos convulsos siempre son un regreso desolador y silencioso. Desandamos el camino y dejamos atrás esa época maravillosa donde creíamos posible deshacer nuestra servidumbre. La ruta hacia el nuevo y eterno comenzar se hace cada día más vergonzosa. El fracaso es huérfano de explicaciones, pero la farsa esta allí y sigue montada, intentando todavía cobrar el espectáculo en el que caemos una y otra vez. Ellos también nos gritan que, si somos tan poderosos como decimos, nos liberemos a nosotros mismos. Ellos se burlan. Ellos nos saben clavados en el duro madero de la imposibilidad hecha de miedo, hambre, tristeza y muerte.   El aturdimiento es una pesadilla, no es solo este volver a la nada, es que no podemos escapar del laberinto. Tenemos los ojos incapacitados para ver la salida, porque tenemos la sangre de los caídos que nos nubla la

Carta abierta al político desconocido

Imagen
  Carta abierta al político desconocido por: Víctor Maldonado C. E-mail: victormaldonadoc@gmail.com Twitter: @vjmc 14/03/2021   Me atrevo a escribirte y designarte de alguna manera. “Político desconocido” es una calificación que podría tener muchas acepciones. La primera es la más obvia pues es la que alude al hecho de que todavía no sé quien eres. Pero no es solamente por eso que te llamo así. Hay otro significado que se mezcla y que no puedo dejar de mencionar, no te reconozco porque hace rato que la dedicación a la política se ha envilecido hasta hacerla extraña a los ojos de los ciudadanos. ¿Si no eres político, entonces qué eres? Por ahora no vamos a aventurarnos a una respuesta apresurada. Aunque prometo que al final del texto tal vez tenga algún criterio que quiera compartirlo contigo.   Si tuviera que comenzar por una pregunta, esa no sería otra que preguntarte por el país. Pero no aspiro a que me respondas con uno de esos informes que, en el peor de los casos, ll

BIG TECH: ¿Amenaza para la democracia?

Imagen
  BIG TECH: ¿Amenaza para la democracia? por: Víctor J. Maldonado C. (Twitter @vjmc) E-mail: victormaldonadoc@gmail.com 07/03/2021   ¿Por qué seguir insistiendo en un tema que muchos han calificado como una conspiparanoia fastidiosa? La respuesta es simple: El precio de la libertad es su eterna vigilancia, tal y como en su momento lo advirtió Thomas Jefferson. Y porque no podemos dejar pasar esta oportunidad para recordar algunos problemas no resueltos sobre la política y la condición humana. Si tuviéramos que hacer una precisa composición de lugar tendríamos que decir lo siguiente: En el marco de la campaña electoral norteamericana y en confluencia con la presencia global del virus COVID 19, cuyo origen fue la ciudad de Wuham, capital de la provincia Hubei, en China Central, se desataron un conjunto de iniciativas para controlar y ponerle riendas a la información, bajo el presupuesto de que no se podía promover el pánico, y tampoco se podía someter a los ciudadanos a decid