A veces los malos ganan




A veces los malos ganan
Por: Víctor Maldonado C.
E-mail: victormaldonadoc@gmail.com
Twitter: @vjmc

En las tiranías el fin es malo y los medios son peores.

En las tiranías se vive la tragedia de la perversidad y la tergiversación de los significados.

Hay tres tramas que se complementan: el poder voraz, el silencio del ciudadano idiotizado y la complicidad de las instituciones. La piñata de los incentivos siniestros.

El miedo es el gran incentivo. La confusión entre connivencia y cohesión alrededor de un propósito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

De un ciudadano libre a la Fracción 16 de Julio

El silencio de Dios

La irrelevancia contumaz